jueves, 20 de enero de 2011

ESCRIBIR CON LOS SENTIDOS

En la escuela aprendemos a escribir desde que entramos en Educación Infantil. Còpiamos nuestros nombres, los de nuestra familia, el de los compañeros y compañeras,...
Más tarde escribimos pequeñas frases, pequeños textos.
A veces en la escuela, no sabemos porqué escribimos. Hacemos diálogos, descripciones, cuentos, que la maestra lee, corrige y nos devuelve con las faltas de ortografía subrayadas de rojo.
Nos gusta escribir cuando sabemos que nos van a leer. Redactamos diarios que compartimos en clase y noticias que colgamos en el blog. Contamos las excursiones y hacemos comentarios a las entradas del blog de aula o de los blogs de nuestros amig@s.
Últimamente escribimos con los sentidos. Un día contamos los recuerdos que nos trae un caramelo, otro las sensaciones que podemos rememorar con un olor determinado. El lunes pasado lo hicimos con el oído.
La maestra puso una música ("La danza del fuego" de Falla), cerramos los ojos y la escuchamos en silencio. Después llevamos al papel lo que habíamos imaginado, recordado o sentido.
Lo leímos en voz alta y lo pasamos al blog para que los demás puedan leerlos y hacer comentarios. Porque lo mejor de escribir es poder compartirlo.
Pepa

AVENTURA Y MIEDO
Esta sinfonía me recuerda a cuando estuve en el campo con mi primo y había una especie de piscina, pero era honda. Yo aún era pequeña, nos montamos en una balsa y cogimos los remos, sin darnos cuenta nos dirigíamos a una mata de ramas con espinas. A medida que nos acercábamos a ellas, nos íbamos al otro extremo de la balsa los dos pidiendo ayuda, yo estaba llorando por miedo a pincharme, mi primo me estaba consolando. Yo cuando me pongo nerviosa por algo lloro sin consuelo. Esta música es muy triste y con tonos muy graves por eso me recueda a este pequeño desastre. También me viene a la mente cuando fui también a otro campo ya cuando éramos mayores los dos. Fuimos mi hermana mis dos primos y yo, donde había muchas ramas, piedras y un pequeño arroyo.
Hay una parte de la sinfonía que parece mas alegre, por eso me recuerda a cuando intentamos escalar un trozo de tierra, era tan resbaladizo que nos teníamos que ayudar los unos a los otros. Tuvimos que pasar por el agua, muchas ramas en forma de escalera para escalar, fue muy divertido. Mi hermana, que fue la última en subir por la pendiente por decirlo de alguna forma, resbaló por culpa de la tierra. Se agarró a una raíz mientras yo tiraba de mi primo, el de mi, y mi otro primo de ella. Por eso pongo en una parte del título `` aventura´´. Porque para mi … pues... fue una aventura. Cuando pasó lo de la balsa sentí una angustia dentro de mi que nunca sentí.
Lidia 6º E

4 comentarios:

Cañada Blanch Infantil dijo...

¡Que bonita entrada!
Al leerla, no he podido resistir la tentación de animaros a participar con otros sextos en la aventura de También la LLuvia.
Aunque no se vea la película ...se puede participar.
Nosotros, en Londres, lo hacemos y no se ha estrenado todavía.
Enhorabuena por esta reflexión que tanta falta hace en la Tribu 2.0
Doña Díriga
http://tambienlalluvia2010.blogspot.com/

carlota dijo...

muchas gracias por visitar nuestro blog,

Pilar Alberdi dijo...

Hola chicos, pasaba por aquí, y aprovecho, después de ver vuestro hermoso blog, para dejaros algún comentario. Quiero deciros que este tema de trabajar los sentidos que os ha puesto vuestra profesora es fundamental. Si tenéis este tema en cuenta, llegaréis a un mayor número de lectores. ¿Por qué? Porque cada uno de nosotros puede ser o más auditivo, o más visual... O más cinestésico, olfativo,o gustativo. Y cada evocación que pongáis en vuestros textos, que haga referencia a estos temas, llegará a un lector.
Saludos

CARMENCA dijo...

Emocionante que la música sea capaz de removernos por dentro y de hacerse parte de nosotros.
También precioso que la escritura nos ayude a trasmitir a otros nuestras emociones y Lidia, lo haces estupendo, porque parece que estoy viendo esa balsa navegando y hasta he sentido la tentación de apartarme.
Esa es la maravillosa magia de la escritura que podemos vivir aventuras a través de otros.